sábado, 3 de enero de 2009

Amithaba, cuánto te extraño!

La primera vez que alguien me mencionó el amithaba fue mi hermana, que se conoce todos los restaurantes de la vida. Me lo describió como un lugar chiquitito y no muy lindo cerca de la u, pero con la mejor comida vegetariana ever. Y bueno, como yo soy renca para los restaurantes también, pues fuimos enseguida.
Definitivamente el lugar no era muy bonito, las mesas para mi gusto son demasiado pequeñas, y uno tiene que comer en coreografía constante con el comensal de enfrente para no tirarle las pitas y la limonada al piso. La otra cosa es que el baño está como entre las últimas mesas, así que es un poco incómodo utilizar ambos, o sea, el baño y esas últimas mesas.
Pero eso sí, qué comida había esas primeras veces, era de no parar!!!. Si usted alguna vez ha comido las delicias que prepara magalie Ureña sabe de lo que le hablo. Además es super amena y viene a la mesa a interesarse por sus hábitos alimenticios. Cuántas comidas de sushi sin huevo, de pitas rellenas, de casaditos y de pizzas. Y bueno, el queque de chocolate merece acotación aparte, es que yo en mi vida he probado algo similar. Suave y humedito, de sabor espectacular, y por encima una cobertura ligeramente picante y crujiente, no hay palabras!. Lo extraño más que a cualquiera de mis amigos de la adolescencia. Y esa limonada marroquí era de cerrar los ojos y estar en marruecos con ese calor y un marroquí con una espalda como de metro y medio de ancho y… ejem… bueno, volvamos al amithaba que es lo que nos ocupa.
En fin, que como las cosas buenas no duran para siempre (especialmente para los vegetarianos) nuestra chef favorita se fue del restaurante. Y no me malentienda, el lugar sigue teniendo básicamente el mismo menú, o al menos así fue las últimas veces que fui, pero no es lo mismo. En general la calidad ha bajado bastante, y ahora prácticamente no ofrecen repostería vegan (con lo que me gustaba el chocolate con leche de soya y un quequito). Definitivamente un bajonazo cualitativo.
Es un buen lugar, sobre todo si, como hablamos en posts anteriores usted cena como a las 4 de la tarde y no come durante el fin de semana. O sea, digamos que el horario es un poco estrecho. Pero sigue siendo una buena opción. Simplemente hay que recordar mencionar que usted no come lácteos o huevo, porque muchas de las opciones no son estrictamente vegetarianas.
Ahora, si usted es cliente habitual y se entera de que volvió magalie no va a tener que avisarme, le juro que tan pronto pongan un queque de chocolate en ese horno lo voy a saber!.

1 comentario:

Noe dijo...

uy q falta hace esa chef ahi! :'( Q rico comer sushi! con platano maduro mmmmm!